Para realizar trabajos de tapizado de muebles tenemos una gran variedad de géneros (loneta, cretona, chenilla, polipiel, etc.), en general muy resistentes al uso.
Además, al ser la mayoría tejidos lavables, de tacto agradable, con caída, es muy común su uso en la elaboración de cortinaje, mantelería, colchas, e incluso en complementos, como bolsos o carteras.

Nuevo
Nuevo
Nuevo